Uso de cookies

Esta página web utiliza cookies. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aquí puede encontrar más detalles.

_AB_4924.tif

La sostenibilidad de MEWA se mueve entre millones

La sostenibilidad de MEWA se mueve entre millones

En MEWA se lavan anualmente... ¡más de 1.000 millones de paños! Y con ello, prestamos mucha atención a ser cuidadosos y respetuosos con el uso de la energía.

MEWA ahorra al año varios millones de litros de combustible en calefacción gracias a la recuperación de calor y cubre en gran medida sus propias necesidades energéticas a través de la suciedad extraida de los paños lavados.

¿Cómo? ¡Os lo contamos!

Una recuperación del calor de los sistemas de lavado y secado, en varias etapas mediante intercambiadores de calor, reduce el consumo de energía para calentar el agua y las salas de operaciones de MEWA.

Mediante el princpio de reutilización, MEWA ha establecido en sus instalaciones de lavandería un sistema de recuperación de calor de varias etapas para reducir al máximo el consumo de energía y recursos naturales, como el agua.

El intercambiador de calor permite aprovechar la energía, es decir, la alta temperatura de las instalaciones de lavado y secado, para calentar el agua y las zonas de producción. 

¡Y eso no es todo! MEWA incluso transforma la suciedad en energía. Debido a la utilización térmica de los contaminantes eliminados, principalmente los aceites de desecho de los paños de limpieza, MEWA cubre hasta el 80% de la energía necesaria para las líneas de lavado y secado de los paños de limpieza.

La tecnología desarrollada por MEWA, se mide por millones:

No sólo el proceso de lavado de MEWA funciona de acuerdo con el principio de sostenibilidad. Lo mismo se aplica a la fábrica de tejidos en Immenhausen, donde se producen más de 100 millones de paños de limpieza al año. Los paños contienen  alrededor de un 50% de hilos reciclados. Incluso la pelusa de algodón que se obtiene de tejer las telas, se recicla. Se recogen y procesan en material aislante que

se utiliza, por ejemplo, en la industria automolística.

Y, por último, el propio servicio que presta la empresa se basa en la protección ambiental diaria, ya que los paños MEWA se pueden lavar y reutilizar hasta 50 veces.